Saturday, July 21, 2007

Oda a Bernardo




" La edad curte y esta versión de Schuster es la más atractiva que he conocido, por encima de la que de aquel futbolista elegante como un cisne y preciso como un reloj suizo, que ayudó con sus pases milimétricos a firmar el mejor año goleador de la historia del club (107). El madridismo sabe que con el alemán van a quedar desterrados el tedio y el pelotazo del Bernabéu. El "ex fútbol", que diría Capello, va a regresar sin perder la cara al auténtico toro que preside la historia de este club: ganar, ganar y ganar. Bernardo jugará por las bandas, logrará que Gago recupere el liderazgo que tuvo en Boca Juniors y conseguirá que entre Van Nistelrooy, Robinho, Raúl, Soldado y Saviola se canten más goles que en un casting de Operación Triunfo.

Schuster tiene más claro que nadie lo que nos espera: "¡Pues claro que vamos a jugar muy bien!". Pero añade una sentencia que me parece definitiva para mantener el estado de felicidad declarado en los dos últimos meses de la locura liguera. "En mi equipo nadie va a andar por el campo, eso lo aseguro desde ya. Aquí no quiero estrellas porque todos estarán a la misma altura". Y lo dice un jugón, lo que revela la sensatez y la ambición que envuelven este proyecto basado en la filosofía de los 'hombres' y no de los 'nombres'. Si la afición llega a estar en la visita del míster a AS, se habrían fundido en un fuerte abrazo con él. Nunca antes vi sonreír tanto a un alemán. El poseedor del Carnet Madridista 473.546 va a liderar el cambio de ciclo. Pasen y vean."




" Bueno, pues Schuster ya es nuevo entrenador del Madrid. Atrás queda su brillante paso por el Getafe, hermoso finalista de Copa y premiado, ya que no con el título, con la participación en la Copa de la UEFA.Nunca traté a Schuster en su época de jugador y no creo que se ofenda si escribo aquí que le consideraba insoportable. Futbolista superior, desde luego, pero individuo caprichoso y dado a desplantes sin sentido, que minaron su carrera. Le he tratado ahora, hombre ya maduro y me ha chocado su temple. Ahora es un hombre razonable, inteligente, sencillo y con un buen sentido del humor.

Un acierto más de Ángel Torres, ese Rey Midas del sur de Madrid. Después de Quique, Schuster. Lo que ha llevado a este al Madrid no ha sido tanto la gran campaña con final de Copa incluida (Calderón ya lo quería hace un año) como el buen gusto de su fútbol. Tener el balón, construir, manejarse con paciencia, probar por un lado, y si no por el otro. No precipitar: la jugada aparece sola, y cuando perdamos el balón quién sabe lo que nos puede hacer el contrario con él. Ese es el fútbol de Schuster, ese es el fútbol que lució el Getafe en la final de Copa, en la que sólo le faltó el gol.

Pero es que para el gol hace falta algo más. El gol no lo pone el entrenador, el gol lo pone el talento de los de arriba, el talento de esos jugadores que ofrecen un plus, y que un Madrid puede tener y un Getafe no. El entrenador pone el tono del equipo, el ambiente del grupo y el estilo. En su caso, el estilo es el buen gusto. Lo que quiere el Bernabéu, que no se conforma con el título, sino que pide más, como casi todos los públicos hacen hoy. El cliente siempre tiene razón, rezaba un viejo lema comercial. Por eso se ha tenido que ir Capello, pese a su éxito y su honradez. Y por eso viene ahora Schuster."

6 comments:

Anonymous said...

A ver cuanto tardan en despellejarlo si las cosas no van bien...

flipato said...

no llega a los turrones jaja

lagarto said...

¿No era éste el tipo de fútbol que hace unos pocos meses estaba pasado de moda?

Scott Ryan said...

beautiful writeup

el mesias roncero said...

Lo ha dicho el AS(no) en otro de sus artículos de iluminado. Y los lectores asiduos:OOOOOOOOOOOOOh, que verbo y cuanta razón tiene.

Cristian Pulina said...

Luego aun llaman a otros "la voz de su amo"...

Lo dije en su dia y lo mantengo.Van Gaal en el Real Madrid hubiera sido el entrenador más grande de la historia del club con esta prensa trabajando a su favor.