Friday, April 16, 2010

El modelo Florentino es mejor.

El modelo del Barça según Marca...
.
EL MODELO
Santiago Siguero

"Tras el clásico, vuelve a debate el modelo del Madrid. O la falta de él, para ser más concretos.
Todas las reflexiones parten de la comparación con el Barça. Lógico, porque el modelo del Barça es el modelo dominante. Es el modelo ganador
. Ocurre que, como en el fútbol no hay memoria, poca gente recuerda que el modelo del Barça 2009 es el mismo que el de 2007 y 2008, año en el que el Barça acabó 18 puntos por detrás de un Madrid que era más bien poca cosa. O que a Xavi se le llegó a describir, de forma no precisamente cariñosa, como el “típico” producto de la cantera del Barça. O que lo de Figo se llevó por delante al modelo, a Van Gaal, a Gaspart y hasta a los 10.000 kilos (más IVA) de la cláusula del portugués, porque aquí no hay un Ajax que pueda permitirse estar cinco, diez o quince años esperando que su semillero produzca una camada de campeones.

Pero hablábamos del Madrid, cuyo modelo está en cuestión, y no sólo por lo del clásico.
Florentino tiene una idea: fichar a los “mejores jugadores del mundo”. Dice que es lo que él aprendió de la etapa de Bernabéu. Sí, el factótum blanco fichaba cracks, pero también jugadores de complemento. Que este año (y no siempre ha sido así con FP) han venido, y además no han fallado. Los que han fallado son los que no debían.

Entonces, ¿cuál es el modelo? Los madridistas de mediana edad recuerdan al equipo de la Quinta del Buitre, un grupo de canteranos de un excelente nivel (como el núcleo duro del Barça actual), mezclados con veteranos curtidos y competitivos, y extranjeros que marcaban diferencias. Ese modelo funcionó: ganó cinco Ligas, y si no logró la Copa de Europa fue, simplemente, por una cuestión de suerte. Algo que, por definición, forma parte del juego.
Pero ése era, sin duda, un buen modelo. ¿Por qué cambió? Porque cambiaron las circunstancias. La Ley Bosman cambió el mercado, como la UEFA cambió la Champions, un torneo que ahora puede ganar hasta un cuarto.

Es decir, que el modelo se adaptó a los tiempos. Y no lo hizo mal, a la vista de los resultados.
O al menos, no mucho peor que un Barça cuyo ahora beatificado modelo fue bendecido por tres milagros en las últimas jornadas de las Ligas de 1992, 1993 ó 1994. O que salvó un match-ball en la final de Copa del 90. Cuestión de memoria. Y, por supuesto, de modelo. Un modelo que o se busca o se encuentra. Pero que es imprescindible "

2 comments:

Gabriela Miranda said...

Me encanta que se crean sus propias mentiras jajajaja. Que sigan rabiando jajaja

Saludos.

der Schreiber said...

Perfecto. Pues que sigan entonces tirando de su no-modelo y endeudándose hasta las cejas. Así también ganaremos los culés la tranquilidad y satisfacción de seguir paseando por la competición doméstica sin mayores sobresaltos en los años venideros.

Además, ¡que coño!, me encanta que sean tan rabiosamente prepotentes. Dan el perfil perfecto para ser siempre el malo de la película: tan chulos, tan frustrados, tan enfadados...